Madeira

Si estas pensando ir a la isla de Madeira (Portugal) para disfrutar de la playa, te has equivocado de sitio. Sin embargo, si lo que estás buscando son preciosos rincones de belleza natural y espectaculares rutas de senderismo, este es tu lugar.

 

Explorar la isla de Madeira a través de sus distintas rutas es algo increible, disfrutando desde magníficos itinerarios con bosques de ensueño, hasta impresionantes acantilados.

Madeira ofrece varios aspectos de gran interés para los amantes de la naturaleza que deseen realizar senderismo en la isla:

 

Variedad paisajística

La isla presenta diversos paisajes: bosques, levadas, costa, acantilados... lo que aporta grandes posibilidades para los amantes de la montaña y la fotografía.

Ausencia de depredadores

Normalmente los lugares exóticos con exhuberante vegetación suelen presentar el inconveniente de los depredadores. En Madeira se puede transitar por cualquier rincón a través de sus rutas de senderismo sin tener que preocuparnos por este motivo.

Bosques de laurisilva

Madeira alberga bosques de laurisilva, un tipo de bosque húmedo subtropical que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999.

 

Esta vegetación sorprendente se formó hace 20 millones de años, en la Época Terciaria, momento en el que el bosque ocupaba toda la cuenca Mediterránea, el sur de Europa y el norte de África. Con las glaciones del Cuaternario, este tipo de bosques casi se extinguen, sobreviviendo únicamente en algunas zonas del planeta, como es el caso de Madeira.

El bosque de laurisilva tiene un papel muy importante en el mantenimiento de los caudales de los ríos, motivo por el que se le conoce también como bosque productor de agua. Las nieblas quedan retenidas en la vegetación, condensándose posteriormente y llegando al suelo en forma de agua, donde se filtra y se acumula, abasteciendo de esta manera a los ríos.

Senderos sin aglomeraciones

Los itinerarios de Madeira no tienen el problema de aglomeraciones como otras zonas de montaña. Asimismo, el mes de octubre es un periodo muy bueno para realizar senderismo en la isla. El carácter exótico y denso de la vegetacion y la ausencia de personas durante gran parte del recorrido, nos otorga un auténtico espíritu explorador de la isla.

Itinerarios bien señalizados y protegidos

La mayoría de los itinerarios que presenta la isla para realizar senderismo se encuentran muy bien señalizados. Además, los recorridos más peligrosos se encuentran bien equipados mediante pasamanos, lo que aporta mayor protección y sensación de seguridad al pasar junto a los grandes cortados que presentan algunos puntos de los itinerarios.

Clima estable 

Se puede realizar senderismo en Madeira en cualquier época del año, sin tener que preocuparnos de la nieve y las bajas temperaturas. Esto es debido a su posición geográfica, que le otorga un clima subtropical, es decir, templado y agradable, por lo que podemos considerar al clima de la isla como una primavera permanente. Las temperaturas medias oscilan entre los 17ºC los meses de invierno y los 24ºC durante el verano.

Asimismo, otra de las ventajas es la variabilidad del tiempo dentro de la isla. Muchos días podemos encontrar sol y calor en un punto de la isla y lluvia o nubes en el otro extremo de la misma. Esto es ideal a la hora de planificar las rutas. Los itinerarios que discurren por las levadas se caracterizan por estar inmersos entre la espesa vegetación, donde apenas divisamos el cielo, por lo que este tipo de rutas puede realizarse con cielos nublados o días ventosos, dejando las rutas con días de sol para las zonas de los acantilados y costa.

 

A continuación se muestra el rango de temperaturas a lo largo de todo el año para la región de Funchal, la capital de Madeira.

El tiempo en Funchal

Rutas de montaña en la isla de Madeira

Nº de rutas

 

 

Nivel Fácil

5

 

 

Nivel Medio

2

 

 

Nivel Alto

1

 

 

Nivel Muy Alto

0

 

 

Pico Areeiro - Pico Ruivo

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Alto

6 h 

3350 m (+1675 / -1675)

Esta ruta conecta los dos picos más altos de la isla de Madeira, incluyendo espectaculares paisajes, inmensas montañas y gigantescas paredes, así como diversos túneles por el interior de la montaña. El itinerario se encuentra muy bien señalizado, pero hay que tener presente la fuerte intensidad de la ruta, aunque el esfuerzo realizado es recompensado con las magníficas vistas que proporciona este sorprendente recorrido.

Caldera Verde

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Medio

6 h

2060 m (+1030 / -1030)

Una de las mejores rutas de la isla para descubrir la esencia de las levadas.

Pico Grande

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Medio

4 h

1340 m (+670 / -670)

Recorrido de gran belleza inmerso entre grandes montañas.

Levada de las 25 Fuentes

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Fácil

3 h

740 m (+370 / -370)

Espectacular cascada y enclave natural nos espera en el final de esta ruta.

Punta de San Lorenzo

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Fácil

3 h

700 m (+350 / -350)

En el este de la isla de Madeira encontramos una de las rutas más bonitas de la isla: "la Punta de San Lorenzo".

Levada del Rey

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Fácil

1 h 15´

1800 m (+900 / -900)

Situada en el norte de la isla se encuentra "la levada del Rey", un recorrido lineal de gran belleza que muestra la vegetación de laurisilva en todo su esplendor que nos hace trasladarnos a la época del descubrimiento de la isla.

Descenso a Paul do Mar

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Fácil

1 h 15´

557 m (+0 / -557)

Ruta cómoda que nos brinda un paisaje muy variable a medida que se desciende.

Ascensión a Pico Branco

Nivel

Duración

Desnivel acumulado

Fácil

2 h 

600 m (+300 / -300)

Recorrido de gran belleza junto a los grandes acantilados de Porto Santo.

Otros rincones en la isla de Madeira

Aunque las rutas de senderismo son el principal atractivo de Madeira, en la isla podemos encontrar otros bellos rincones para visitar, entre los que destacamos los 10 siguientes:

 

  1. Acantilados de Porto Moniz
  2. Descenso en Carreiros
  3. Jardín Botánico
  4. Jardín Tropical Monte Palace
  5. Isla de Porto Santo
  6. Mirador de Cabo Girao
  7. Piscinas naturales de Porto Moniz
  8. Palheiro Garden
  9. Puesta de sol en Ponta do pargo
  10. Puesta de sol en Ribeira Brava

 

Reproducción de videoseleccionar calidad 1080 hd

Acantilados de Porto Moniz

Esta visita combina una doble experiencia muy gratificante: por un lado, la bajada en el teleférico de Achadas da Cruz, un medio de transporte vertical (no apto para cardiacos) que conecta con el mar; por otro lado, el final del teleférico nos permite acceder a las impresionantes vistas de los acantilados de Porto Moniz.

Descenso en carreiros

Se trata de una de las principales atracciones turísticas de Funchal: un descenso vertiginoso a 50 km/h en carros de cesto de madera y mimbre, los cuales son conducidos por dos expertos conductores con los trajes típicos de algodón, sombreros de paja y botas con suela de goma que usan como freno. Una fantástica tradición que se remonta al año 1850.

Jardín Botánico

Situado en la ciudad de Funchal, este jardín alberga ejemplares de la flora de Madeira y del mundo entero: mas de 2000 plantas ensalzadas en armoniosas formas y contrastados colores. Asimismo, el jardin dispone de un mirador desde donde se obtienen unas fantásticas vistas sobre el puerto de Funchal. El jardín esta situado en la localidad de Babosas y se accede en teleférico.

Jardín Tropical Monte Palace

Este jardín contiene cerca de 100.000 especies vegetales procedentes de todo el mundo. Cuenta además con un espacio dedicado a la flora madeirense, donde se encuentra la mayor parte de las variedades de Laurisilva de la Macaronesia, así como otras especies que se encuentran en vías de extinción.

Isla de Porto Santo

Además de las rutas de senderismo que alberga esta isla, Porto Santo ofrece la mejor playa de Madeira: temperaturas agradables todo el año y suaves arenas blancas para tomar un día de descanso. Asimismo, puede visitarse la Casa Museo de Colón, ya que este lugar fue su hogar durante cierto tiempo. Desde esta isla Cristobal Colón estudió las corrientes oceánicas, lo que le sirvió de gran ayuda para sus posteriores viajes a América.

Mirador de Cabo Girao

Sobre un impresionante acantilado se halla el mirador de cabo Girao, uno de los más altos que existen en Europa. Además de las magníficas vistas que se obtienen desde este lugar, el mirador cuenta con el atractivo de su soprendente suelo de cristal, pudiendo uno ver como anda sobre 580 metros de altitud.

Piscinas naturales de Porto Moniz

Se trata de unas hermosas piscinas naturales que ofrece el mar, albergando en su interior unas aguas cristalinas situadas entre las rocas volcánicas que conforman un escenario de gran belleza. En uno de los extremos de las piscinas puede sentirse la fuerza del mar y recibir una buen dosis de agua que traen las olas que rompen justo en este punto.

Palheiro Garden

Al este de Funchal se encuentra Palheiro Garden, unos bonitos jardines situados en un enclave de gran belleza y que alberga una gran variedad de plantas, entre las que se incluyen las más exóticas y valiosas de la isla. Destacan la espléndida selección de camelias que puede admirarse durante su época de floración: entre noviembre y abril. Asimismo, desde los jardines se obtienen exclentes vistas de la ciudad de Funchal.

Puesta de sol en Ponta do Pargo

Situado en la costa oeste de Madeira, Ponta do Pargo es sin lugar a dudas uno de los mejores enclaves de la isla para contemplar el atardecer. Situado en un enclave estratégico y altos acantilados, la puesta de sol desde este lugar quedará grabado para siempre en tu memoria.

Puesta de sol en Ribeira Brava

Ribeira Brava, localidad costera de Madeira, se encuentra cerca de la capital, pero es mucho más pequeña y tranquila. Desde esta localidad pueden divisarse espectaculares puestas de sol junto al mar.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
www.rutasparquesnacionales.es